Cómo corregir la redaccion de un texto

Es un hecho que siempre que escribimos un texto, sea del tipo que sea, estamos propensos a cometer errores ya sea de redacción, puntuación, ortografía o hasta los llamados “errores de dedo”.

Pero el que esto sea algo común, no significa que debamos de dejar de revisar nuestros textos, ya que son errores que aunque nosotros hayamos pasado por alto, cualquier otra persona los notará a primera vista, lo cual le restará importancia al texto.

Para evitar esto, aquí están los 8 pasos más eficaces para corregir textos de manera exitosa:

1. Si bien corregir textos requiere de máxima concentración y enfoque, puede resultar aburrido. Es recomendable que mientras lo hagas, trates de relajar tu mente haciendo algo más que evite que te fastidies pero que te permita permanecer concentrado. Por ejemplo, puedes comer algo, mascar chicle, o escuchar música clásica.

2. Mientras más familiar sea algo, más difícil será notarlo. Por esta razón habrá veces que revisemos un mismo texto 10 veces sin notar que falta algo en una oración. Al estar tan familiarizados con el texto, creemos que esa oración está completa. Para resolver esto, es recomendable que le pidamos a alguna persona que no esté familiarizada ni conozca el texto, que lo revise por nosotros; de esta manera, tendremos una revisión sensata y juiciosa de nuestro texto.

3. Tendemos a cometer los mismos errores en varias ocasiones. Muchas veces nos daremos cuenta de que cometemos el mismo error al escribir cierta palabra. Lo ideal es reconocer cuáles son nuestras debilidades al escribir un texto, para así poder compensarlas. Por ejemplo, si sabemos que usualmente escribimos mal ciertas palabras por “error de dedo”, lo ideal será revisar por separado exclusivamente esas palabras, para verificar que las hayamos escrito correctamente.

4. El propio autor del texto es el menos indicado para revisar su trabajo. Aun las personas más familiarizadas con la redacción y publicación de textos, que tienen métodos estructurados de revisión, suelen pasar por alto errores en sus trabajos, ya que conocen tanto de éste, que a la vista ya no distinguen ciertas omisiones o errores. Por esto, nuevamente, se recomienda que un tercero revise desinteresadamente el proyecto en cuestión.

5. Enfócate en un solo tipo de error a la vez. El concentrarse en varios tipos de errores a la vez aumenta la probabilidad de pasar por alto alguno. Por esto, lo más recomendable es revisar el trabajo cuantas veces sea necesario, pero cada vez revisando, por ejemplo, solo los errores ortográficos, o solo los errores de puntuación, etc.

6. No revises tu trabajo en la pantalla de la computadora. Lo ideal es imprimir una copia del trabajo, y sobre el papel revisarlo una y otra vez, hasta estar seguro de que no hay más errores. Por supuesto, es recomendable que esto se haga con luz natural y potente, para no cansar la vista y para evitar confusiones u omisiones de errores.

7. Ni siquiera consideres revisar tu trabajo si estás cansado o estresado. Si intentamos revisar nuestro trabajo estando cansados, distraídos o bajo mucho estrés, solo estaremos perdiendo nuestro tiempo, pues lo más seguro será que pasemos por alto varios errores, o que lo hagamos tan rápido que hagamos la revisión desinteresadamente y nuestro trabajo termine luciendo como si se hubiera hecho sin cuidado.

8. Elige un lugar tranquilo para evitar distracciones. Si nos encontramos en un lugar lleno de gente, con música estruendosa o con la televisión encendida, nuestra revisión será fallida. Lo ideal es buscar un lugar tranquilo, solitario, y si es necesario, pedirle a quienes estén a nuestro alrededor que no nos molesten ni nos distraigan ya que estaremos revisando un trabajo y necesitamos espacio y tranquilidad.

La forma en que escribes es muy importante para tu branding personal, ya que demuestra la forma en que te comunicas y tu nivel de cultura y educación. Por eso es importante que siempre trates de escribir correctamente, con buena ortografía y gramática, y sobre todo, que revises cualquier texto que vayas a publicar.