Como detener la caída del cabello

La caída del cabello es mal que aqueja a millones de mujeres. Puede deberse a razones hereditarias, después del embarazo, mala alimentación, estrés o por tratamiento de algunas enfermedades.

Para detener la caída del cabello podemos hacer uso de varios remedios caseros que aprovechan las cualidades naturales de plantas y frutos para activar el crecimiento del cabello y fortalecerlo.

Recetas caseras para detener la caída del cabello

  • Loción de verdura y manzana: hervir lechuga bien fresca, del agua resultante mezclarla con jugo de manzana (natural). Con esta preparación masajear todo el cabello y luego dejar actuar unos 10 minutos repitiendo el tratamiento al día siguiente. La combinación de estos jugos es rica en los elementos que son particularmente útiles para el crecimiento del cabello.
  • Enjuague de zanahoria y coco: Saca el jugo de la zanahoria y agrega partes iguales de leche de coco. Déjalo en tu cabello durante 15 minutos y luego lava como de costumbre.
  • Loción de romero y vodka para la caída del cabello: coloca en un frasco una onza de Romero, y una onza de Bardana, las hierbas pueden ser secas o frescas. Cubre las hierbas con 16 onzas de vodka, tape y deja reposar por diez días. Colar y colocar en un envase de poca anchura con tapa para usar como loción para aplicar todos los días sobre el cuero cabelludo con 2 o 3 minutos de masajes. Usar con constancia, los resultados se observaran a partir del primer mes, pero se debe seguir aplicando varios meses en forma intensiva y luego mantener con varias aplicaciones semanales.
  • Aceite de almendras: mezcls unas gotas de aceite de almendras con gel de sábila y realiza un masaje sobre el cuero cabelludo con esta mezcla.
  • Yema de huevo y cerveza: mezcla tres yemas de huevo con una taza de cerveza y aplícalo al cuero cabelludo con un masaje circular. Finalmente déjalo por 30 minutos y luego lava tu cabello. Repite una o dos veces por semana.
  • Ron y cebolla para la caída del pelo: pica una cebolla y colócala en una taza de ron. Deja reposar a temperatura ambiente por un día. Cuela y aplica la solución todos los días con un masaje en el cuero cabelludo.