Como pedir la mano de tu novia a sus padres

La Pedida de Mano es una paso importante que desencadena una sucesión de acontecimientos que acompañan a la boda, además de ser una importante transición de una relación de novios. También es una tradición que se conserva en muchos países y que pese al paso de los tiempos ha sabido adaptarse

Muchos novios enfrentan este momento con nerviosismo porque deben comunicar a los padres, especialmente al padre de su novia, que desean casarse con ella.

En realidad el momento no tiene porque generar tensión si es que ha sido previamente anunciado y se ha desarrollado una relación de confianza con los futuros suegros. Es en función a la relación que el novio mantenga con los padres de su novia que debería prepararse para pronunciar un pequeño discurso, a continuación algunos consejos:

  • Para evitar la improvisación, si no estás acostumbrado a hacerlo, ensaya frente al espejo algunas breves palabras, mira tu rostro hasta que te sientas seguro de lo que vas a decir.
  • Jamás lleves un papel escrito, se verá como que eres una persona falta de personalidad para asumir el momento.
  • Recuerda que todos esperan tus palabras, trata de no extenderte mucho para que la emoción del momento no te juegue una mala pasada.
  • Probablemente el padre de tu novia también ha pasado por el mismo trance cuando pidió la mano a tu futura suegra, en el fondo entenderá que es un momento emocionante y con seguridad estará tan o más nervioso que tú.
  • Si la situación lo permite trata de hablar sentado, es mucho más fácil dominar la escena que cuando uno está de pie.
  • Dirígete al padre de tu novia con respeto. En la forma clásica de Pedida de Mano, el novio debe decir al padre que quiere su consentimiento para casarse con su hija. En los tiempos actuales también se estila decir que los novios han decido casarse y que quieren compartir su decisión con sus padres.
  • Ve de frente al grano, di que te quieres casar en la primera o segunda oración, luego comenta brevemente lo bien que te llevas con tu novia y cuéntales como llegaron a la decisión de querer pasar su vida juntos.
  • Evita las bromas salvo que estés absolutamente seguro que serán bien recibidas. Una broma que no cause el efecto deseado sólo generará más tensión.
  • Después de cerrar tus palabras espera que el padre de tu novia exprese su consentimiento, luego de lo cual puedes sellar el momento con un brindis.
  • Finalmente, recuerda que no hay palabras mal dichas cuando se dicen con el corazón.