Como cocinar sano y sin grasa

Aprende a sacar el máximo partido a los alimentos de una forma sana y sin grasas.

Para seguir una auténtica dieta mediterránea, además de elegir alimentos sanos, debes aprender a cocinarlos. ¿Sabías que una buena preparación puede reducir su contenido en calorías, grasa saturada e incluso el colesterol?

Se trata de cambiar pequeños hábitos como usar especias en lugar de sal, cocinar a la plancha o al horno en vez de con un sartén. ¡Apunta estos consejos prácticos contra el sobrepeso!

  • Al cocinar intenta usar preparaciones que necesiten poca cantidad de aceite como hervidos, asados, plancha y parrilla.
  • Cocina al vapor en un colador sobre agua hirviendo.
  • Cuando prepares algún receta al horno coloca la temperatura a 170 grados para evitar que la carne se queme. Rocíala con líquidos sin grasa: jugo de tomate, de limón o vino.
  • Cuidado con la sal, un consumo excesivo eleva la tensión arterial.
  • Condimenta los platos con hierbas y especies. Las aromáticas (perejil, albahaca, pimienta, pimentón, mostaza, orégano, laurel, tomillo, etc.) carecen de valor calórico pero contienen abundantes antioxidantes, por lo que se recomienda su uso habitual para condimentar platos y elaborar salsas.
  • El sofrito, elaborado friendo lentamente ajo, cebolla, puerros, tomate,etc., en aceite de oliva, es una manera muy saludable y mediterránea de cocinar.
  • Utiliza las frituras con moderación. Usa aceite de oliva ya que los ácidos mono-insaturados que contiene son más estables al aumento de temperatura que los poli-insaturados de otros aceites. No reutilices el aceite y tras la fritura escurre el alimento en papel de cocina absorbente.
  • Evita las carnes preparadas con mucha grasa. Si tras cocinarlos queda muy grasa, enfría el caldo de la cocción y retira la grasa solidificada que se forma en la superficie, que es siempre saturada.
  • Es mejor elegir carnes magras (pollo, pavo) y quitar toda la grasa cruda visible antes de cocinarlas.
  • Haz huevos o tortillas usando sólo una yema por porción, y añade más claras de huevo ala mezcla.
  • Cocina las verduras al vapor o al horno, en lugar de hervirlas, para que se conserven más el sabor natural y los nutrientes. Evita recocinarlas.
  • Quita y escurre el aceite al atún, al salmón o a las sardinas enlatadas.
  • Para elaborar salsas utiliza caldos de vegetales, leche descremada y aceite de oliva. Evita la mantequilla, la leche entera y grasas animales en general.
  • La mayonesa debe limitarse por su elevadas calorías y contenido graso de la yema de huevo. Mejor haz una mayonesa casera con leche descremada y aceite.