Como cuidar el cabello teñido

Hasta hace poco tiempo el objetivo de teñir el cabello era ocultar las canas, pero ahora ya no es así. Hoy se siguen las tendencias de la moda: los colores para dar vida al cabello cambian cada temporada.

Para acertar con el tono, además, hay que preparar el cabello para que reciba el tinte de la forma más adecuada. Al ser este uno de los tratamientos más usados por las mujeres, te presentamos una serie de consejos para antes y después de la coloración.

Consejos previos a teñirnos el cabello

Evitar colocarnos en la semana anterior tratamientos en el cabello a base de cremas o aceites, debido a que los residuos suelen quedar hasta 7 días y la mezcla de éstos con la tintura pueden causar alguna alergia o generar seborrea.

Unos tres días antes, tratar de no masajear demasiado el cabello, ya que sensibiliza el cuero cabelludo y facilitaría la penetración del producto del tinte a las raíces, pudiendo afectarlas.

Como cuidar el cabello después del tinte

Si transcurrieron 45 minutos y la picazón característica por este proceso no cede, se debe enjuagar con abundante agua tibia con sal de mesa. Posteriormente, enjuagar generosamente.

Si su cabello es seco, coloque un tratamiento hidratante y revitalizante.

El tiempo que se debe esperar entre una y otra coloración debe ser de unos 50 a 60 días, como mínimo. Si no respetamos los tiempos entre aplicación y aplicación, puede generarse una importante caída del cabello.

Aplicar un baño de crema cada 15 o 20 días con productos específicos para este tipo de cabellos.

Como restaurar el cabello teñido

Tanto el cabello como el cuero cabelludo se sienten agredidos ante las aplicaciones de los tintes, por eso es necesario sanar el cabello antes de la siguiente aplicación. Un cabello sano y brillante puede transformarse en seco y quebradizo si no tomamos las precauciones necesarias. Hay una regla muy conocida que nos enseñan en toda peluquería, “respetar las 3 R”: Revitalizar, Rehidratar y Reestructurar el cabello luego de cada coloración, para mantenerlo con vida y brillo.