Como quitar el polvo a fondo de tu computadora portátil

Todos sabemos lo delicado que es un equipo portátil como las laptop, sea de la marca que sea y lo difícil que es mantener limpia no sólo la pantalla, sino el material que la recubre y sus accesorios. Sin embargo, te ofrecemos sencillos tips para mantenerla alejada del polvo.

  • Para quitar el molesto polvo que se adentra en el teclado de tu laptop puedes usar una bombilla de uso médico, insuflando aire a presión.
  • Ten a la mano todos los productos que necesitarás para limpiar no sólo la delicada pantalla, sino también el área externa de tu computadora.
  • Apaga tu equipo, desconéctalo del alimentador de corriente y retira la batería que tiene incorporada.
  • Comienza limpiando el interior de la laptop, es decir, la zona en donde se encuentra el teclado, la pantalla y el touchpad, si lo hubiera.
  • Limpia el interior del teclado; para esta operación usa una bombilla de jebe del tipo de uso médico para extraer mucosidades en bebés. El método es comprimir la bombilla para que expulse aire a presión y de este modo retire el polvo acumulado, entre y debajo de las teclas.
  • Con una brocha de 2” (del tipo para pintar), suavemente retira todo el polvo que salió del interior del teclado, cuidando de no retornar el polvo al teclado.
  • Comienza limpiando la carcasa, el teclado y los bordes de la pantalla tratando de no tocar esta ultima. Usa siliconas para uso en la limpieza de equipos de cómputo, ya sea en forma líquida o en pasta.
  • Una vez que hayas aplicado una fina capa de silicona, déjala secar por unos diez minutos, luego Con un paño suave, frota las áreas en donde hayas aplicado la silicona.
  • Cierra la laptop, para seguir limpiando el exterior. Con la bombilla retira todo el polvo de las aberturas y rejillas del equipo, tratando de que el aire expulsado por esta ingrese en todos los orificios.
  • Limpia el exterior de equipo portátil, usando el producto con siliconas usado para limpiar el teclado y alrededores del interior del equipo y déjalo secar por 10 minutos: aplícalo haciendo círculos. Lustra la superficie del equipo con un paño suave y seco haciendo círculos hasta obtener un brillo característico.