Como usar correctamente el cinturón de seguridad

El uso del cinturón de seguridad puede reducir el riesgo de lesión durante un accidente automovilístico. Cuando se utiliza correctamente, proporciona una gran protección a conductores y pasajeros de vehículos. Sin embargo, cuando se utiliza indebidamente, su capacidad para proporcionar esta seguridad es comprometida. Ajustar el cinturón de seguridad apropiadamente en necesario para que el sistema de freno que proporciona funcione correctamente.

Verifica siempre:

  1. Usa un cinturón diagonal a través de la parte superior del pecho. Los conductores suelen quejarse de que esta correa es molesta, y a veces la colocan por detrás de su espalda. Sin embargo, si haces esto, la capacidad que tiene el cinturón para protegerte de una lesión se reduce. Los cinturones de seguridad están diseñados para distribuir la fuerza entre dos áreas del cuerpo. Sin esta correa diagonal en su lugar, esto es imposible. Si la correa es incómoda para ti o tus hijos, compra una funda acolchonada para cubrir el cinturón de seguridad.
  2. Ajusta la parte menor de la correa, de tal manera que quede en la parte superior de tus muslos y no en la región abdominal. Este cinturón está diseñado para distribuir la fuerza para el área pélvica por lo que debes sentarte correctamente para lograr este objetivo.
  3. Siéntate derecho en el asiento. Al inclinarte o sumergirte en el asiento, puedes generar que el cinturón no funcione debidamente. Al sentarte derecho el cinturón se acomodará en las partes correctas del cuerpo.
  4. Ajusta la posición del asiento. Cuanto más lejos esté el conductor del tablero de instrumentos del vehículo, más seguro estará en caso de que ocurra una colisión. Manipula la manija de su asiento para moverlo hacia adelante, atrás, arriba o abajo, para que quede a una distancia confortable del volante y que puedas ver bien por todas las ventanas y, por lo tanto, que te quede cómodo el cinturón de seguridad.
  5. Revisa que los cinturones de seguridad no estén torcidos. Los cinturones deben quedar sobre la parte superior de tu pecho y muslos sin estar doblado. Si el cinturón queda torcido, la presión que ocurriría en un choque tendría menos superficie sobre la cual distribuirse.
  6. Al ponerte el cinturón de seguridad debes escuchar un “clic”. Prueba que el cinturón esté seguro realizando un tirón en la correa. Si el cinturón no se sale del dispositivo que lo ata al vehículo, entonces está seguro.

El tener bolsa de aire en el coche no sustituye la necesidad de usar el cinturón de seguridad. Los cinturones de seguridad ofrecen protección en choques de impacto lateral entre vehículos, mientras que las bolsas de aire no lo hacen.