Cómo reparar un disco duro

Tu disco duro simplemente dejó de funcionar. Nunca hizo ningún sonido extraño, y no se golpeó. Simplemente abandonó, y contenía información invaluable que no había sido respaldada en otro dispositivo. Esta guía puede ayudarte a solucionar y corregir cualquier problema relacionado con tu disco diro. Nota: es más probable que esto funcione en un disco nuevo antes que en uno viejo. Asegúrate de leer todas las precauciones antes de proceder.

Pasos Básicos

  1. Para los discos IDE, intenta primero con un cable nuevo.
  2. Retira el disco duro de la computadora.
  3. Examínalo cuidadosamente en búsqueda de zonas calientes o algún otro daño en la placa controladora externa.
  4. Revisa si hay partes rotas
    • Muévelo suavemente de un lado al otro y luego de atrás a adelante. Escucha si suena un ruido metálico, de partes sueltas.
    • No sacudas muy fuerte el disco. Los cabezales del disco probablemente estén sueltos si escuchas un traqueteo.
    • Interrumpe la sacudida si escuchas el traqueteo, y decide qué tan importantes son los datos. La recuperación de datos es extremadamente cara. Si necesitas la información, sin importar el costo, contacta a un especialista en recuperación de datos. Si no, reemplaza el disco duro.
  5. Cambia la configuración de pines si tienes un disco PATA (IDE/EIDE).
    • Si estaba puesto en “slave” (“esclavo”) o “cable select”, cambia a “master” (“amo”).
    • Enchufa el disco solo, sin ningún otro dispositivo en ese puerto, e intenta nuevamente.
    • Enchufa el disco a un adaptador para disco externo (USB) si tienes uno.
    • Si sigue sin girar, prueba apagar y prender la energía externa del motor del disco hasta que comience a girar.
  6. Enchufa el disco duro en un puerto diferente con un cable nuevo, e intenta de nuevo.
  7. Prueba con otros IDs y/o con otro controlador PCI e intenta nuevamente. Si no tienes otro controlador, una tarjeta PCI que añade puertos a la computadora, simplemente cambia la ID.
  8. Conecta el disco a otra computadora e intenta de nuevo. Si esto funciona, es probable que la falla esté en la placa madre y no en el disco duro.

Pasos Avanzados

  • El calor es enemigo de todos los dispositivos electrónicos, pero especialmente de los discos duros. Si la temperatura interna del disco supera los 45°C puede provocar fallas prematuras en el disco. Considera poner más ventiladores, o una caja nueva, para prevenir fallas futuras.
  • La tabla de partición se ubica en los primeros 512Kb del disco duro. Contiene toda la información acerca de cómo está organizado el disco duro. Si esto, la computadora pensará que simplemente no hay nada allí.
  • Apaga la energía del disco y golpéalo suavemente contra una mesa, en uno de sus bordes laterales, no muy fuerte pero sí lo suficiente como para romper un huevo. Si la falla está en los actuadores que mueven el cabezal, esto podría liberarlo para poder recuperar los datos una evz que el disco vuelva a girar. Si haces esto con el disco girando, puedes romperlo.

Usando Linux para recuperar tus Datos

  1. Muchas veces, Windows no puede ver tu disco duro porque el sistema de archivos está dañado. Puedes arrancar la computadora con un CD de instalación de Windows XP y seleccionar la consola de recuperación. Una vez que estés en la consola de DOS usa chkdsk para reparar el sistema de archivos. Reemplaza (LETRADISCO) con la letra del disco que quieres reparar.
  2. chkdsk (LETRADISCO): /f
  3. Esto forzará a Windows a intentar reparar el sistema de archivos del disco. Las versiones más recientes de Linux pueden tener el programa ntfs-3g y ntfsprogs, e incluyen un programa llamado ntfsfix que puede ayudarte a reparar un sistema de archivos ntfs de Windows para montarlo o para arrancar con él. Quizás Linux pueda ver y acceder a los datos, incluso si el disco no es arrancable.
  4. Aunque puedes intentar montar el disco duro en otra computadora que ya tenga Linux, también puedes usar un Live CD para hacer lo mismo sin tener que hacer otra cosa que descargar y quemar el CD, o armar un sistema Linux de arranque en una memoria USB. Para averiguar cono se arma una memoria USB de arranque Linux puedes encontrar información detallada en el sitio web Pendrive Linux.
    • Descarga un Live CD. System Rescue CD es una buena opción.
    • Quema el .iso en un CD virgen con un quemador de imágenes.
    • Arranca la computadora, y no olvides cambiar el orden de arranque en la BIOS.
  5. Arranca el sistema Linux o monta el disco usando un Live CD Linux y comienza a respaldar los datos si Linux puede ver el sistema de archivos.
    • Monta el disco tipeando el siguiente comando: mkdir /mnt/disk && mount -t auto /dev/sda1 /mnt/disk. Si el disco es IDE, el comando será mount -t auto /dev/hda1 /mnt/disk suponiendo que sólo tienes una partición en el disco. Si estás en la duda, consulta una guía básica de Linux.
    • Monta otro disco y respalda los datos. Nuevamente, consulta una guía básica de Linux.
  6. Linux tiene muchos utilitarios distintos diseñados específicamente para recuperar datos. Si la tabla de particiones está demasiado dañada, Linux puede repararla fácilmente con un utilitario llamado Testdisk.
  7. Testdisk recreará la tabla de particiones.
    • Arranca con un Live CD de Linux.
    • Ejecuta el comando: testdisk /log. Este comando no está en todos los Live CD, pero sí está en System Rescue CD.
    • Encuentra tu disco y escoge recrear la tabla de particiones. Lee la documentación para Testdisk en su sitio web.
  8. Para quienes nunca han usado Linux, el primer disco IDE en el sistema se verá como /dev/hda. Si es un disco SATA o SCSI, o está conectado por el USB, entonces se verá como /dev/sda.
  9. La primera partición del disco C será /dev/hda1, la segunda partición será /dev/hda2, y así. Cuando ejecutes testdisk siempre agrega el comando /log, a menos que el sistema que intentes recuperar sea muy pequeño. Lo que esto hace es darte la capacidad de ejecutar el comando nuevamente sin tener que empezar todo de nuevo si por alguna razón el programa deja de ejecutarse.
  10. Hay un segundo componente de Testdisk llamato Photorec, que puede recuperar tus datos incluso si no se puede recuperar la tabla de particiones. Tomará mucho tiempo, pero hace un gran trabajo, incluso con discos duros severamente averiados.

Photorec

  1. Photorec es un software de recuperación de datos originalmente diseñado para recuperar fotografías perdidas de las memorias de las cámaras digitales, e incluso de discos duros. El programa ignora el sistema de archivos, y en su lugar busca lo que se conoce como cabeceras mágicas, la primera parte de cada archivo, que generalmente suele decirle al SO qué tipo de archivo es sin que el sistema tenga que leer la extensión del archivo. Photorec es parte del paquete Testdisk. Para instalarlo en una distribución Linux basada en Debian debes correr el siguiente comando como root:
    • apt-get install testdisk
  2. Si no eres root, simplemente precede el comando con sudo, como se ve a continuación:
    • sudo apt-get install testdisk
  3. Existen algunas reglas básicas para operar con Photorec. Photorec también puede usarse para recuperar archivos eliminados, siempre y cuando hayan sido eliminados recientemente.
  4. Cuando ejecutes photorec, a menos que el disco sea muy pequeño (menos de 1Gb) o esté demasiado dañado, siempre se recomienda usar la función /log por si photorec deja de procesar por algún motivo, así puede recomenzar y continuar donde se había detenido.
  5. Si no sabes cuál disco es, abre una consola y ejecuta el comando dmesg. Suponiendo que el disco vaya por el USB, conéctalo y después de un minuto ejecuta dmesg y lee el mensaje que salga.
  6. Si ejecutas photorec o testdisk sin la opción /log tendrás que empezar de nuevo del principio si por algún motivo el programa se cierra o no se completa.
  7. Para ejecutar Photorec en un archivo imagen bajo Linux, ejecuta sudo photorec /log nombredearchivodeimagen -d /algún/directorio/
  8. Para recuperar archivos directamente de un disco, ejecuta photorec sin argumentos y se te dará un menú de los discos disponibles.
  9. Este utilitario se debe usar si no puedes montar la partición, ya que se perderán los nombres de los archivos. Pero hace un gran trabajo recuperando datos incluso si el disco duro está muy dañado.
  10. Este programa busca archivos legibles en el disco duro a través de los cabeceras mágicas y los copia al directorio expecificado con -d. El resultado final serán archivos con nombres como f53247.doc o f21433.jpg que podrán ser vistos en carpetas llamadas recup_dir.1, recup_dir.2, y así.

Consejos

  • ¡Respalda tus datos!
  • Si los datos cambian más rápido que el respaldo, considera las configuraciones de disco RAID, que seguirán funcionando cuando algún disco físico se muera.
  • NUNCA uses RAID 0 para nada salvo para borradores. Es rápido, pero no tiene redundancia.
  • Los programas como GRC’s Spinrite hacen un trabajo excelente recuperando hasta el último bit y asegurando que todo funcione al nivel más básico. Sin embargo, si encuentra que algún sector está corrompido, intentará recuperarlo.
  • Ciertos programas, como el Spinrite mencionado arriba, realizan mantenimiento a los discos duros para prevenir fallas.
  • Se puede revivir brevemente un disco duro colocándolo en el congelador, quizás lo suficiente como para recuperar los archivos.

Advertencias

  • Configurar discos en RAID 1, 5 o 10 no es sustituto de una rutina regular de respaldo. Los controladores RAID fallarán eventualmente, escribiendo datos erróneos en los discos. Las fallas en los controladores RAID son difíciles de detectar, hasta que ya es demasiado tarde.
  • Si no eres muy bueno manipulando hardware delicado, no sigas estas instrucciones. Encuentra un profesional, o alguien con experiencia, que lo intente por ti.
  • Debes ponerle una conexión a tierra al disco para prevenir la electricidad estática.
  • Esto invalidará la garantía del disco duro. Estas instrucciones son para recuperar datos que son mucho más importantes que el disco en sí.
  • Aunque desarmar el disco hasta exponer los platos es riesgoso, muchas personas han hecho esto exitosamente y terminado con un disco duro funcional.
  • No creas que “nunca has tenido un problema” con un arreglo RAID 0. Sólo porque el disco en cuestión ha estado trabajando por un período determinado antes de fallar no significa que haya estado bien configurado.
  • Este procedimiento no sirve para datos borrados lógicamente (o sea, para “des-formatear”). Este procedimiento es para discos físicamente inoperables con los datos intactos.