Cómo convencer a un cliente

Convencer a un cliente no es fácil. Dejando de lado la evidencia de qué antes de convencerle tenemos que tener 100% claro que nuestro producto le ayudará y que lo necesita, debemos a prender como convencer a un cliente.

Dejo bien claro esto porque este artículo no va para comerciales a puerta fría que intentan colar todo tipo de productos innecesarios y estúpidos como aspiradoras monstruosas, enciclopedias o vete a saber qué. La base primordial para convencer a un cliente es el respeto y la humildad, todo lo demás es engañar a una persona para quitarle el dinero.

Verdadera Seducción no va puerta a puerta vendiendo un producto porque no sé si la persona está interesada o no en ese producto, pero, una vez que una persona se muestra interesada y acude a Verdadera Seducción es bueno saber todas las armas para convencer a un cliente y cerrar una venta que conseguirá que este proyecto siga adelante.

¿Sabes como convencer a un cliente?

Repetimos: Convencer a un cliente no es engañarlo. En muchas ocasiones una venta no se cierra por propios prejuicios de la persona. Las personas no eligen un producto u otro en base a complejos algoritmos matemáticos, que va, ni mucho menos. Las personas eligen un producto u otro en base a sentimientos y corazonadas, en cuanto sabes eso te puedes convertir en una máquina de vender si sabes como convencer a un cliente.

El primer paso es generar confianza con la persona, y RECALCO la palabra persona. ¿Te has fijado que he dicho persona en vez de cliente? Cliente, consumidor… son términos un poco despectivos porque no tienen en cuenta que un cliente antes que cliente es personas y si terminas por tratar a tus clientes como clientes en vez de personas terminarás por perderlos.

Hay que generar confianza con el cliente, que sienta que tiene mucho en común con nosotros y que tiene confianza. Esto es fácil de conseguir si hay tiempo pero es más complicado si apenas hay tiempo.

Imagina que vas a un centro comercial a comprar una videocámara, la vas a comprar igual, pero estás barajando precios y dónde es más fiable comprarla. Pasas por alto el hecho de que el 99,99% por ciento de los vendedores te sonreirá al comprar pero menos del 0,01% te sonreirá al devolver o te comprenderá. No te das cuenta de que en ese momento todo es fingido: la sonrisa, esa amabilidad extrema…

Es posible que si te cayeras en la calle ni te ayudaran a levantar esos mismos vendedores que ahora te sonríen con tanta amabilidad. Como vendedor que tú eres debes saber que estos pensamientos se pueden instaurar en los clientes que van a comprarte. ¿Por qué? Pues porque son muy ciertos.

Cómo convencer a un cliente

Primer paso: ayúdale. No hasta el extremo de decirle: “no tengo nada para ayudarte” pese a que si tengas algo, pero sí que debes recomendarle en la medida de lo posible el producto que más se ajuste a él. Tienes que intentar ser lo más sincero que puedas y no recomendarle cosas que sabes que no van a ayudarle.

El segundo paso está en generar confianza con la persona pues esa confianza determinará si hay venta o no. Palabras como: “yo tengo uno”, “me va muy bien” generan ventas muy seguras porque la persona se identifica contigo, confía más en ti y a la vez se fía porque se lo recomiendas por haberlo probado. (Obviamente no hagas esto si no tienes uno o no lo has probado).

También debes utilizar tu lenguaje corporal para generar mucha confianza. Debes analizar el lenguaje corporal del cliente y adaptarte a él. ¿Es tímido y nervioso? Pues adopta un lenguaje corporal más tímido, distante pero simpático. ¿Es alguien muy activo y jovial? Adopta un lenguaje corporal más abierto y una actitud jovial, abierta y amable.

Si un cliente viene con actitud muy activa, jovial y tú te muestras con un lenguaje corporal muy escueto y tímido terminará por comerte, tomando el control de la situación y manejándote bien a ti. El truco aquí está en que, si sabes analizar el lenguaje corporal de las personas averiguarás si eso, con esa persona, te causará la venta o la perderás.

Es decir, ¿Sabes analizar que tipo de persona es? Si sabes analizar el lenguaje corporal y el tono de voz, averiguarás si es una persona a la cual le gusta dar sumisión a los demás o si por el contrario forzará más la venta el que le mantengas un tú a tú de respeto mutuo.

Estas cosas se saben si sabes leer el lenguaje corporal. Por la actitud de la persona, sus gestos, como son sus gestos, el lenguaje corporal que adopta, el tono de voz y como reacciona su lenguaje corporal a tus gestos y palabras.

Si aprendes a leer el lenguaje corporal y dominarlo aprenderás a convencer a un cliente, a dos, tres y los que se te pongan por delante. No hablamos de un porcentaje de éxito del 100% porque es evidente que si alguien no quiere comprar, por mucho que hagas no comprará y si lo hace, lo devolverá al cabo de poco tiempo y tendrás una devolución, un cliente molesto y una persona que no volverá a comprarte a ti nunca más.

A la hora de convencer a un cliente hay que pensar con la cabeza en vez de la cartera y hay que aprender a ser un maestro en el lenguaje corporal.