Como hacer galletas de mantequilla

Las galletas de mantequilla son una delicia para grandes y chicos por igual. Aunque los mayores restringimos su consumo en bien de nuestra figura, lo cierto es que no se puede casi imaginar una fría tarde sin una de estas exquisiteces a la hora de la merienda. Aprendamos una receta sencilla y rápida para preparar deliciosas galletas de mantequilla en casa.

Ingredientes:

600 gramos de mantequilla (la que prefieras)

400 gramos de azúcar blanca

4 huevos enteros

 esencia de vainilla

1500 gramos de harina cernida.

Estas cantidades pueden adaptarse para lograr más o menos galletas, aunque en estos valores obtendrás unas 80 galletas de mantequilla, dependiendo del tamaño.

Utensilios: necesitarás un bol amplio, la batidora, una espátula, un colador de metal preferiblemente (para cernir la harina), un plato, el rodillo para amasar, cortantes para galletas y una bandeja para el horno.

Preparación:

Coloca en el bol la mantequilla a temperatura ambiente y comienza a batir a velocidad media-alta, agregando de a poco el azúcar, hasta que se note una pasta cremosa. Sin dejar de batir, agrega los huevos, de a uno, para integrar adecuadamente, intercalando con esencia de vainilla o con el saborizante que prefieras agregar. Continúa batiendo.

Luego, ve agregando la harina (previamente cernida en el plato), sin dejar de batir, hasta que la masa adquiera una cierta firmeza. Retira de la batidora y lleva la masa a la mesa, para amasar con las manos agregando harina si fuera necesario, hasta que la masa no se pegue a los dedos ni a la mesa.

Enciende el horno para precalentar a 180°C, y humecta las placas de horno con aceite o mantequilla. Florea la mesa con harina y estira la masa con el rodillo, hasta que tenga una altura de entre medio y un centímetro. Pasa el cortante para galletas por harina, y comienza a cortarlas. Recuerda ir retirando los bordes y sobrantes para volver a amasar, estirar y cortar, aprovechando al máximo la masa.

Coloca las galletas separadas de uno y medio a dos centímetros entre sí, y lleva al horno ya caliente por unos 12 a 15 minutos, hasta que las notes apenas doradas en la base.

Ya cocidas, retira del horno y deja enfriar en la bandeja antes de retirarlas, pues podrían romperse o perder la forma. Luego, retira y coloca en una rejilla para secar bien por debajo, y deja enfriar completamente antes de consumir.

Puedes conservar las galletas de mantequilla ya cocidas y frías en un frasco por días… aunque con esta receta, ¡seguramente se terminarán antes!.