Cómo bordar en punto de cruz

Técnicas para bordar a punto cruz

Las técnicas para bordar a punto cruz pueden ser aplicadas a muchas manualidades. Si bien esta técnica no ofrece mayores dificultades, seguir las instrucciones te permitirá que tus labores tengan una terminación prolija e impecable.

Cómo comenzar…

Las medidas para cortar la tela, vendrán especificada en la revista o gráfico. Dejando unos 10cm. de margen a cada lado. Puedes pasar un sobrehilado en los bordes para que no se vaya la tela, no tardas nada con la máquina de coser, el color da igual.

Para comenzar centraremos el dibujo en la tela. Se dobla la tela a la mitad por un lado y marcamos con un alfiler la mitad. Después se doblará por el otro lado y se hará lo mismo. Pasaremos un hilván por las dos mitades.

En el dibujo el hilván está pasado además de 5 en 5. Es decir, cinco puntos si, cinco puntos no. Así nos ayudará después a encuadrar el dibujo si hay alguna pérdida.

Y, para un mejor bordado, se pueden separar los cuadrados de 10 en 10, así vienen en los gráficos.

Todos estos preparativos, llevan un poco más de tiempo, pero a la final enriquecen la labor.

Para empezar el dibujo, si no lo haces con el bastidor, lo mejor es empezar, si eres diestra, por la derecha. Así la mano izquierda no arruga la tela con el consecuente de demacrado del brillo de los hilos.

Al comenzar, no hagas nudos con el hilo. Clava la aguja por detrás en un hueco de la tela, dejando, si quieres, un poco de sobra para rematarlo después.

[showads ad=googler125]

Trabajar todos los puntos siempre hacia un lado. Es decir, si el primer punto lo inclinas hacia la derecha, el que monta a la vuelta será a la izquierda en toda la labor. Es antiestético ver los puntos que cruzan unos hacia la derecha y otros hacia la izquierda. Además del efecto visual, puede parecer desde lejos que el cuadro es pintado.

Revés de la labor:

No claves jamás la aguja en diagonal. Cambiarias el orden por detrás de tu labor.