Como sacar buenas calificaciones en la universidad

Hay factores que no son perceptibles ante el ojo humano pero resultan influyentes a la hora del estudio. La capacidad intelectual, la psicológica, la organización, el entorno donde se estudia e incluso el estado físico influyen en el resultado de un examen.

  1. Al comienzo del semestre solemos trazarnos una serie de retos o metas que en mucho de los casos quedan en el olvido a las pocas semanas. Lo primero que hay que hacer es marcarse objetivos POSIBLES y a CORTO PLAZO para que el ir consiguiéndolos nos sirva de motivación.
  2. El segundo punto que se debe tener en cuenta es el trabajo en el aula. Lo ideal es ocupar un asiento cerca del profesor y de la pizarra para de este modo poder escuchar todo muy bien, sino vendrán las distracciones innecesarias. Durante las explicaciones del docente hay que estar atento y a la vez complementarlas con apuntes o anotaciones al margen de los libros que se usen en la asignatura. Para los apuntes no es necesario copiar todo al pie de la letra, de este modo nos podríamos perder en detalles sin importancia. Si nos atacan las dudas lo recomendables es preguntar al profesor de la cátedra.
  3. La asistencia a clase es de suma importancia, debido que simplemente con escuchar el temario ya el contenido se va asimilando, además es el momento ideal para consultar las dudas.
  4. Una vez que se termina la clase no podemos olvidarnos de los libros hasta que presentemos los exámenes. Planificar el tiempo fuera de tu instituto educativo es lo primero que un buen estudiante debe hacer, organizarse los pendientes de las las diferentes asignaturas a través un horario establecido.
  5. Siguiendo con tu horario establecido lo ideal es que nos tomemos un pequeño descanso de cinco minutos para desconectar y no mezclar contenidos. Si no tomamos el descanso correspondiente, nuestro cerebro se vera colapsado y embotada y por ende no vas a tener la misma capacidad de análisis que tenías en el comienzo.
  6. Busca un equilibrio entre el tiempo de estudio y el que le dedicas al ocio.
  7. El orden es primordial en el área al que sueles estar mientras estudias, porque esto es un fuerte factor influyente. Tanto la biblioteca como una habitación bien iluminada y con unas condiciones de temperatura adecuadas son lugares idóneos en los que encontrar la concentración.
  8. [showads ad=googler125]

  9. “Mens sana in corpore sano”, esta cita latina ilustra a la perfección la necesidad de cuidar tanto el cuerpo como el espíritu. Una alimentación equilibrada que aporten todas las vitaminas necesarias, realizar algo de ejercicio para estar en forma y soltar adrenalina.
  10. Para llevar una asignatura convenientemente preparada para un examen hay que estudiarla en profundidad y una vez aprendida mantener esos conocimientos frescos mediante repasos periódicos.