Como limpiar tu nevera

La nevera es el lugar donde convergen muchos olores y aromas diferentes, además que resulta inevitable.

Es necesario que este electrodoméstico este siempre limpio y desinfectado, al igual que debe estar libre de olores molestos, que generalmente lo generan alimentos descompuestos o no.

¿Cómo limpiar una heladera?

  1. Desenchúfala.
  2. Saca todos los productos y alimentos que estén dentro. Toma precauciones si hay algunos que puedan descomponerse por falta de frío.
  3. Saca todos los estantes, cajones y vidrios que tenga. Tiene que quedar vacía.
  4. Prepara en una botella de refresco vacía (o algun bowl), lo siguiente: dos cucharadas soperas de detergente de cocina y un litro de agua; mezclar bien. Con esta mezcla, vas a humedecer un trapo y vas a limpiar todo el interior de tu nevera.
  5. Con un trapo húmedo (puedes enjuagar el anterior) vas a ir limpiando desde arriba hacia abajo nuevamente. Si hace falta, enjuaga el detergente del trapo varias veces.
  6. Vas a preparar ahora, en un litro de agua, una cucharada sopera de un desinfectante de tu preferencia. Vas a pasar un trapo húmedo con esa mezcla por los rincones: donde se ponen los estantes, el piso, paredes, etc. De esta manera desinfectas.
  7. Una vez limpio los estantes y que esté todo seco; volves a colocar todo en tu refrigerador.

Para evitar el olor en la heladera:

Vienen algunos productos especiales, yo aconsejo lo anterior (lo cual quita el olor), pero para mantenerlo podes usar:

Un carbon: del tamaño de tu mano, bien grande. Tiene que ser nuevo, es decir, que nunca le hayas prendido fuego. Lo pones medio escondido, en algun estante o en un cajoncito de la puerta. Tiene la funcion de absorver olores.

Un producto quimico: se compran en supermercados o casas de limpieza (todo suelto). Disfrazan los olores con perfume. No duran mucho, la verdad prefiero el anterior.

[showads ad=googler125]

Recomendacion:

  • Usar con precaución el desinfectante. Algunos plásticos usados en las neveras modernas pueden dañarse.
  • No usar químicos muy fuertes y evitar desodorantes.
  • Se recomienda limpiar una vez por mes la nevera, si ya la mantienes así, solo con un paño húmedo puedes repasarla y limpiarla a fondo una vez cada seis meses.