Como dar un buen uso a tu lavadora

La lavadora es uno de los electrodomésticos que consumen más energía. Controla su consumo de agua y electricidad mediante los siguientes trucos que te detallamos a continuación:

Sigue frío: siempre que puedas lava con agua a una temperatura fría. Las nuevas fórmulas para lavar con agua fría disuelven el detergente y limpian tus prendas de ropa a menor temperatura. Por mucho que la suciedad o el tipo de tejido requieran lavar con agua caliente o templada, el lavado con agua fría ahorra energía y, por si eso fuera poco, conserva el color de las telas.

Haz la limpieza de tu ropa completa: utiliza la capacidad total de la lavadora, pues consumirás menos agua y energía que con cargas medias, pero ten siempre en cuenta la capacidad máxima de tu lavadora (representada en Kg.) teniendo presente el peso de la ropa más el agua, debido a que la ropa pesará más estando mojada.

Conoce los ciclos de tu máquina: aprovecha los diversos programas de tu lavadora para ahorrar energía. Los de ropa delicada o que no se plancha son más cortos, no agitan tanto la ropa y giran menos que los de “ropa muy sucia”. Empléalos para las prendas más ligeras o apenas sucias.

[showads ad=googler125]

Mide dos veces y lava una: verifica la cantidad adecuada de detergente que debes usar acorde a la cantidad de ropa que planeas lavar. El exceso de detergente no deja la ropa más limpia y dificulta el aclarado. Si se pone en exceso, el cloro deteriorará los tejidos. El suavizante en cantidades abundantes puede manchar la ropa y hay que volver a lavarla para quitarlas.

Limpio y ecológico: añade una taza de vinagre en lugar de suavizante comercial. El vinagre reduce los residuos de detergente, suaviza la ropa y quita los olores a un precio muy inferior al de los productos comerciales.