Como controlar la acidez estomacal

La acidez estomacal es una de los problemas de salud más comúnes, debido a que está sujeto su apareción a la calidad de vida de quien lo sufre, los alimentos también influyen en la acidez y algunos hábitos como el beber o fumar la disparan totalmente. Al variar los tiempo de comida también altera nuestro organismo digestivo y crea los famosos desórdenes alimenticios dando origen a los reflujos y acidez estomacal.

Sabemos que la rutinaria vida en la que vivimos nos absorbe de tal manera que olvidamos que debemos tener buenos hábitos alimenticios. El asignar un horario correctamente establecido para desayunar, almorzar, merendar y cenar contribuye a un buen desarrollo de nuestro estomago, ingerir alimentos nutritivos, frutas, cereales y carnes (sin excesos) también influye en el correcto desenvolvimiento de nuestro sistema digestivo. No olvides complementarlo siempre con un vaso de agua cada cierto tiempo durante el día.

– Dentro de los sugerencias más importantes destacan excluir de la dieta el café, la comida muy condimentada, el fumar y el beber, porque provocan episodios de acidez que ya sabemos es una desagradable sensación de ardor desde la boca del estómago hasta la garganta. La acidez puede motivar otros problemas de salud por lo que es recomendable cambiar de hábitos de vida para controlarla.

– Si eres propenso a la acidez, será conveniente comer entre tres y cuatro horas antes de ir a la cama. Con frecuencia, las personas no comen durante el día cuando se encuentran frente a un episodio de acidez. En consecuencia, cuando comen en la noche, lo hacen en grandes cantidades y luego se van a la cama. Esto incrementa las posibilidades de que el contenido del estómago se desborde.

– Por otra parte, deberás tomar algunas precauciones adicionales si ingieres aspirinas, analgésicos, antibióticos, o hierro, ya que éstos suelen disparar factor acidez estomacal.

Otras formas de prevenir la acidez estomacal 

  • Si tienes sobrepeso, debes perder peso acorde a tu contextura adecuada.
  • Si fumas, debes evitarlo o en definitiva eliminarlo. El cigarrillo no sólo estimula la producción de ácidos, sino que debilita la válvula que protege tu esófago y también puede reducir la producción de saliva.
  • Ingiere alguna medicación contra la acidez. Existen excelentes productos de venta libre y algunos son productos naturales, sin embargo, siempre ten cuenta la opinión de tu médico de confianza o especialista.
  • Relájate. El estrés no causa la acidez, pero sí puede hacer que te atraques con alimentos indebidos —disparadores de accesos de reflujo—.
  • Cuando terminamos de ingerir nuestros alimentos, bien sea el desayuno o almuerzo, debemos evitar confrontaciones laborales o molestias con otras personas, esto produce desorden en tu digestión. Muchas de las emociones que a diario desarrollamos se ven constantemente reflejadas en nuestro estomago.

Recuerda que si tus episodios de acidez se dan todos los días, más allá de tu tipo de vida y de los cambios alimenticios, la consulta con un médico será indispensable y oportuna.

Dentro de los remedios caseros se encuentra una infusión de té, el cual lo puedes realizar hirviendo algunas hojas de menta junto con anís estrellado. Puedes ingerirlo luego de las comidas o durante las mañanas.