Como dar buen uso del aire acondicionado

Mantener una temperatura agradable en tu hogar durante los meses de calor no tiene por qué ser sinónimo de que se dispare el consumo eléctrico por el uso del aire acondicionado. Aplicando unas mínimas precauciones, el impacto en la factura de la luz y en el medio ambiente, puede ser mínimo.

Cuando suben las temperaturas y, con ellas, los aparatos de aire acondicionado empiezan a ponerse en marcha, aumenta el consumo de energía en nuestros hogares y oficinas y su repercusión directa en la factura de la luz, en la salud de las personas y en el medio ambiente.

Para minimizar este impacto, en países como el Japón, por ejemplo, existe la campaña cool biz que obliga a los empleados de las instituciones japonesas a acudir al trabajo con vestimenta cómoda y veraniega para poder mantener la temperatura de las oficinas a unos 28 grados y reducir el uso del aire acondicionado. Esta iniciativa, iniciada por el Ministerio de Medio Ambiente japonés en el verano de 2005, cobró especial relevancia a partir del verano de 2011 tras la crisis nuclear de Fukushima, en marzo.

Sin tener que llegar a estos extremos, si estas pensando en instalar un equipo de aire acondicionado en casa o en la oficina, o ya tienes uno, acá te brindamos algunas recomendaciones para disfrutar de una temperatura de confort durante los meses de calor, sin que eso repercuta de manera excesiva en la factura de la luz y en el medio ambiente.

Comprar un equipo

Si tienes que comprar un equipo de aire acondicionado, ten muy en cuenta su calificación energética. Los aparatos etiquetados con la clase “A” son más costosos, pero consumen casi un 50% menos de energía eléctrica. Igualmente, compra el equipo o los equipos adecuados al espacio que necesitas. Calcula los metros cúbicos del lugar donde estará colocado el aire acondicionado y ten en cuenta que, en función del espacio que quieras refrigerar, es muy posible que necesites más de un aparato.

Temperatura ideal

La temperatura de confort recomendada para esas sus ciudades de tierras calientes, como el oriente y occidente del país, oscila entre los 24ºC y los 26ºC, en función del porcentaje de humedad. Pero independientemente de que por cada grado de más o de menos, el consumo puede variar entorno al 8%, es importante saber que no es saludable que haya una diferencia térmica con el exterior superior a 12ºC.

Mantenimiento adecuado

El mantenimiento del equipo es fundamental para que no disminuya su rendimiento energético. Es recomendable limpiar los filtros como mínimo una o dos veces al mes.

Aislamiento térmico

Tener un buen aparato de aire acondicionado y mantenerlo en buen estado va a servir de poco si la casa no está bien aislada térmicamente. Es muy importante comprobar que no haya pérdidas de energía a través de ventanas y puertas que den al exterior, así como utilizar toldos y persianas para minimizar un calentamiento excesivo de la casa. En este sentido, también es fundamental ventilar bien la casa tanto por la mañana como por la noche.