Como ser un buen jugador de ajedrez

El ajedrez es un juego de mesa en el que se mezcla la memoria y la capacidad de análisis, entre otros aspectos. Pese a que cualquiera puede aprender a jugar al ajedrez, no es fácil llegar a dominarlo a un óptimo nivel.

Perfil de los grandes jugadores de ajedrez

Muchos de los grandes campeones de este juego, como Bobby Fischer o Kasparov, ya despuntaban a edades muy tempranas, pudiendo competir contra adultos expertos siendo sólo unos niños.

Pese a que el perfil de los “masters” del ajedrez incluye cualidades como la lógica, la paciencia, la concentración, el cálculo o el análisis, hay gente que se adaptará mejor que otras. Lo que es cierto es que con un entrenamiento adecuado y constante pueden mejorar los resultados, independientemente del jugador.

Entrenamiento y trucos para jugar ajedrez

Una vez conocidas las reglas básicas y se ha jugado varias partidas de prueba, conviene tomar algún libro sobre el tema y estudiar distintos aspectos del juego, como aperturas, desarrollo y finales clásicos. Estos libros suelen estar escritos por grandes jugadores y aportan los conceptos básicos para después desarrollarlos en el tablero. Por ejemplo, lo normal es que las ocho o diez primeras movidas sean netamente “de libro”, es decir, que respondan a unas aperturas estándares y que los jugadores suelen seguir de memoria.

Conviene realizar muchos acertijos de ajedrez o puzzles, que son situaciones intermedias de juego en las que el aprendiz debe tratar de ver cuál es la mejor jugada en un determinado momento. Una vez más, se puede acudir a libros especializados, o bien en Internet, donde existen multitud de recursos para mejorar nuestro juego.

Vivir del ajedrez: ¿es posible?

Por desgracia, el ajedrez no es un deporte que mueva masas como el fútbol o el tenis, por lo que no genera grandes ingresos en publicidad. Esto hace que los clubes de ajedrez más prestigiosos no puedan permitir pagar salarios altos a los jugadores de ajedrez, exceptuando a los mejores del mundo.

Pese a que es un dato que no se ha hecho nunca público, se suele decir que jugadores de ajedrez con puntuaciones ELO por debajo de los 2.600 puntos (es decir, todos excepto unas 150 personas en todo el mundo) no pueden vivir únicamente de jugar al ajedrez, sino que deben compatibilizar dando clases, cursos o escribiendo libros, entre otras tareas.

Por tanto, lo ideal es tomarse este juego como un hobby y no como un trabajo, puesto que son muy pocos los privilegiados que pueden llegar a decir que viven del ajedrez.