Como evitar la caída del cabello

La caída del cabello tiene múltiples causas, incluyendo la dieta, deficiencia de minerales, medicamentos, estrés, contaminación y genética. Hasta un tercio de la población sufre de caída del cabello y entre ellos, miles de mujeres.

Cualquiera sea la causa, podría preocuparte y es importante que entiendas qué es, cómo crece el cabello y qué podrías hacer, aun antes de que la caída de tu cabello se convierta en un problema para ti. Aquí encontrarás las tres respuestas y algunos consejos sobre qué hacer si esto se convierte en una preocupación.

Entiende qué es la caída del cabello. La pérdida del cabello (alopecia) ocurre principalmente en la cabeza y puede ocurrir a cualquier edad. No es fácil saber las razones por las que ocurre, cada caso es particular, pero van desde la genética y el envejecimiento, hasta enfermedades, estrés y dietas.

Recuerda cómo crece el cabello. Es probable que ya lo sepas pero es bueno recordarlo. Alrededor del 90% de nuestro cabello está en una fase de crecimiento que dura entre 2 y 6 años, mientras que el restante está en una fase de descanso. Después de esta última fase se puede caer y perdemos entre 80 y 150 cabellos cada día.

Cuida tu cabello. No hay garantías de que puedas prevenir la pérdida si está programada genéticamente, o es causada por factores que no puedes controlar. Sin embargo, puedes hacer mucho para mantenerlo de la mejor forma posible.

  • No lo sometas a frecuentes procedimientos de calentamiento y secado.
  • No lo pintes con mucha frecuencia. No apliques tintes con una frecuencia mayor que 6 a 8 semanas.
  • Se cuidadoso con la forma en que lo peinas. Hay peinados que requieren de elásticos y el cabello queda tirante, y esto puede ser causa de pérdida si lo haces diariamente. A esta forma de caída del cabello se le conoce como “alopecia por tracción”. Lava tu cabello regularmente con champú y sé cuidadosa con él. El lavado del cabello puede ser una forma de prevenir su caída, ya que lo mantiene limpio junto con el cuero cabelludo (evitando las posibilidades de infección) y, si lo haces con un champú suave, el cabello limpio da la idea de ser más abundante que el sucio.
    • Evita cepillar el cabello mojado. Esto puede hacer caer el que todavía está creciendo. Si debes hacerlo, usa un peine de dientes muy separados. Tampoco lo cepilles muy frecuentemente.
    • Evita secarlo pasando vigorosamente una toalla. Puede partirlo.
    • Los tipos de champú con proteínas y los acondicionadores son trucos para los ojos y no una verdadera solución. Hacen que el cabello parezca más suave y grueso temporalmente porque llenan los daños del cabello. No reparan el cabello dañado ni hacen que salga nuevo.
    • Cuando tu cabello esté seco, usa un cepillo de cerdas suaves.

Controla tu estrés. El estrés puede afectar cualquier parte de tu cuerpo, y el cabello no es la excepción.

Comer saludable te ayuda a tener mejor tu cabello. Las respuestas nutricionales para prevenir la caída del cabello son enfoques de sentido común.

  • Hierro: Este es un mineral esencial.
  • Proteínas: Las proteínas son esenciales para tu cabello, pero las que comas, no las que contiene el champú.
  • Vitamina C: Esta facilita la absorción de hierro.
  • Ácidos grasos omega-3: Estos ayudan a mantener el pelo saludable y evitan que sea frágil y seco.
  • Zinc: Otro mineral muy importante.
  • Biotina: Esta es una vitamina del complejo B.
Evita comidas que inhiban el crecimiento del cabello o que promuevan su caída. Hay cosas que no debes hacer o comer para evitar que se acelere la caída.
  • Evita las dietas líquidas bajas en calorías. También evita llevar tus niveles de energía a su mínimo.
  • Evita comer claras de huevos crudas. Las claras crudas contienen una sustancia que se une a la biotina y dificulta su absorción.
Considera algunos suplementos. Puedes tomar algunos que incluyan biotina, inositol, hierro, vitamina C, entre otros.
Haz la prueba de la delgadez si estás preocupado. Si estás perdiendo cabello se puede saber con una prueba conocida como “prueba del tirón”. Coge 20-30 cabellos entre tus dedos índice y pulgar. Hala despacio pero firmemente, si más de seis pelos salen a la vez, estás teniendo problemas de caída. Pero no entres en pánico que esta no es la respuesta definitiva. Mejor ve a un especialista.
Ponte algún tratamiento si la pérdida está confirmada. Tu primera línea de defensa es un diagnóstico acertado. La pérdida temporal puede resolverse por sí sola o con la ayuda de ciertas terapias o tratamientos. Para una pérdida constante puedes considerar tratamientos como:
  • Medicamentos.
  • Terapia de reemplazo hormonal. Este puede funcionar con algunas mujeres pero debes discutirlo con tu médico.
  • Cremas con esteroides, corticosteroides, etc. Siempre con la supervisión de tu médico.
  • Trasplante de cabello.
  • Cirugía para la restauración del cabello.
  • Tratamiento con laser.