Como ampliar tus horizontes musicales

Hazte estas preguntas: ¿Has estado escondido detrás de las fronteras de un mismo género musical durante toda tu vida?, ¿escuchas el mismo CD una y otra vez hace más de un año?, ¿has notado que toda canción que es un éxito comercial surgen variaciones de un mismo tema?.

Estos son algunos pasos para ampliar tus horizontes musicales y darle a tus oídos un nuevo menú.

Escucha las estaciones de radio por Internet. Olvídate de la radio estándar. Busca algo diferente, internacional, rap, hip hop, electrónica, alternativa, blues, bandas sonoras de películas o juegos, jazz y así sucesivamente. Que suenen de fondo mientras navegas en Internet, respondes mails y pierdes tiempo en Facebook. Si oyes una canción que te gusta, averigua quién esta cantando e investiga más.

Luego de buscar discos y otras canciones populares de ese grupo o cantante, busca artistas relacionados y aprende más sobre el género. Te sorprenderá saber que cada género musical, tiene muchos géneros y sub-géneros.

Pregunta, a personas de tu interés, que escuchan. Si te encuentras a un hombre en el autobús que lleva una gabardina, delineador de ojos, y guantes cortados, pregúntale que escucha. El chico con el piercing en el labio que mueve la cabeza con los auriculares puestos, ¿qué escucha?. La chica que viaja con cara de querer abalanzarse encima tuyo, va escuchando Arjona, no le preguntes.

Absolutamente todas las personas disfrutan hablar de la música que escuchan, por eso nadie se enojará contigo ni parecerás molesto. A todos les gusta tener la oportunidad de compartir sus gustos musicales con alguien que es realmente curioso.

  • ¿Cuál es el primer CD que compró?
  • ¿Cuál es el último?
  • ¿Si tuviera que elegir una canción?

Escucha álbumes enteros. A menudo, un artista o grupo saca uno o dos discos comerciales, pero que no son característicos de su trabajo. Y con bastante frecuencia, las joyas musicales están enterradas en álbumes que no salen en la radio. Así es el negocio.

Escucha el álbum más de una vez antes de decidir si te gusta o no. Mínimo tienes que escucharlo 3 veces para hacer un juicio, especialmente si se trata de un género que normalmente no escuchas. Por ejemplo, si estás escuchando tu primer disco de Heavy Metal, es posible que te tapes los oídos en reiteradas ocasiones. En la segundo recorrido, es posible que tu pie se mueva un poco, y lleguen los primeros movimientos de cabeza. Y si te gustó, la tercera vez estás rompiendo decoraciones en tu casa y usando la querida lámpara de tu madre como guitarra. No necesariamente tienes que escuchar el disco de una vez, sólo asegúrate de que te has quitado la duda antes de regalarlo o tirarlo.

En vivo es mejor. Averigua donde tocan los grupos locales de un género, generalmente los mejores se encuentran en algún sótano, y ve hacia allá. A veces ver algo nuevo en vivo puede cambiar la perspectiva de tus oídos.

Toma unas clases de teoría musical. Si sabes cómo funciona, mejor se puede apreciar la música. La música tiene muchas capas que son difíciles de reconocer y disfrutar.