Cómo hacer mayonesa

La mayonesa hecha en casa es más sabrosa, con mejor consistencia y con mejor apariencia que la mayonesa comprada en la tienda. Mucha gente tiene la idea equivocada de que es muy difícil elaborarla, pero con esta guía podrás hacerla fácilmente.

Ingredientes

  • 3 yemas de huevo
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 2 cucharadas de agua
  • ½ cucharada de sal
  • ½ cucharada de pimienta (opcional)
  • 1 ½ tazas de aceite vegetal

Pasos

  1. Separa las yemas de los huevos y colócalas en un recipiente.Añade el vinagre, el jugo de limón y el agua.
  2. (Opcional) Calienta la mezcla en un baño María a una temperatura de 66°C. Esto te tomará sólo un minuto. Bate constantemente vigilando la temperatura. Mucha gente se salta este paso, pero es importante para evitar el riesgo de una enfermedad por salmonella.
  3. Deja que la mezcla se enfríe a temperatura ambiente.
  4. Añade la sal y la pimienta.
  5. Mezcla los ingredientes con una batidora.
  6. Muy lentamente añade el aceite. De preferencia añádelo a cucharadas al mismo tiempo que sigues batiendo. Es muy importante que lo hagas lentamente, cucharada por cucharada, hasta que la mayonesa haya alcanzado la consistencia deseada.
  7. Almacena la mayonesa en un recipiente cerrado en el refrigerador. La mayonesa debe consumirse en los próximos tres días. Como no tiene conservadores no es bueno arriesgarse a una enfermedad por consumir mayonesa descompuesta.

Consejos

  • Asegúrate de que el aceite se ha integrado completamente en la mayonesa antes de añadir más. Si añades el aceite muy rápido la mayonesa se “corta”, es decir, el aceite se separará de las yemas de huevo y la mezcla será inservible.
  • Para recuperar una mayonesa que se “cortó” lo puedes hacer de tres maneras:
    • Coloca otra yema de huevo en otro recipiente y lentamente agrega la mayonesa que se cortó al huevo nuevo
    • Vierte un poco de vinagre en otro recipiente y lentamente agrega la mayonesa batiendo rápidamente el aceite y el huevo cerca del vinagre, y luego poco a poco, bates el resto del huevo y el aceite. Este es más difícil que el método anterior.
    • Coloca una cucharadita de agua en otro recipiente y luego añade la mayonesa que se cortó al agua mientras bates. Cuando se han incorporado toda la mayonesa rota en el agua, agrega lentamente el aceite restante (si existe) mientras que bates.
  • Si se utiliza aceite de oliva, la mayonesa se debe consumirse de una sola vez. Cuando se refrigera, el aceite de oliva se cristaliza o se solidifica. Sin embargo, el aceite de oliva hace una mayonesa más sabrosa.

Advertencias

  • Debido a que estás usando huevos crudos, debes tener cuidado de no contraer salmonelosis. No alteres las proporciones de los ingredientes, ya que la acidez es necesaria para evitar contraer esta enfermedad.
  • A las mujeres embarazadas no se les recomienda comer mayonesa casera debido al riesgo de contraer salmonelosis.